El Observatorio

Conoce aquí nuestras publicaciones y noticias

El Observatorio

Publicaciones y columnas de opinión de nuestros profesionales.

Categorías

El Observatorio

Publicaciones y columnas de opinión de nuestros profesionales.

Categorías

Desarrollo Organizacional Emprendimiento Innovación

Principios universales de la innovación.

Este es un interesante artículo que se refiere a los principios de la innovación en las diversas áreas corporativas, ya que no sólo se trata de que la organización y sus líderes tengan una “actitud innovadora”, sino que existan compromisos claros y medibles para desarrollar procesos evolutivos que sustenten la cultura de innovación.

El artículo está basado en el libro “La Luz y La Sombra” de Kalthoff, Nonaka y Nueno (Editorial Deusto) y fue publicado en la web Clase Ejecutiva de Emol y la Universidad Católica de Chile.

“Antes de mencionar los principios universales de la innovación, detengámonos en que las organizaciones como las huellas digitales, son singulares. Cada una posee su propia historia, valores, patrones de comunicación, declaración de su filosofía de empresa, etc., que en su totalidad, constituyen su cultura.

Antropológicamente, este concepto consiste en una configuración de principios, creencias y hábitos comunes a un grupo humano determinado, que le da identidad y significado. Y lo diferencia de otros grupos.

Los miembros se rigen inconscientemente por los supuestos básicos de su cultura, ya que esta opera como un marco de referencia que, en forma implícita, señala lo que es adecuado y lo que no lo es.

Las culturas organizacionales son influenciadas por factores externos, por ejemplo el país donde pertenecen, y por factores internos, principalmente por sus líderes.

Empresas innovadoras: empleados más optimistas

La cultura de innovación es la base sobre la cual se construye una organización innovadora. Sin ella, los esfuerzos por generar nuevas propuestas de valor no logran persistir y finalmente se diluyen.

Estas empresas se caracterizan por estimular en todos los empleados la generación de nuevas ideas, la creatividad y la experimentación. Se trabaja en equipo sin miedo a compartir información y conocimientos en estructuras planas y flexibles.

Existe una disposición de la compañía a asumir iniciativas con diferentes niveles de riesgo. Se premian y celebran los resultados de proyectos exitosos, y los fracasos se asumen como oportunidades de aprendizaje.

Es fácil emprender los cambios que son consecuencia de la implantación de buenas nuevas ideas. Los empleados tienden a compartir una visión positiva de futuro. Y se motivan ante la posibilidad de contribuir con nuevas soluciones. Los altos ejecutivos facilitan y motivan a cambiar el statu quo, innovando.

Durante la última década se han estudiado los patrones que caracterizan a estas compañías. En este sentido, la literatura ha ido convergiendo en la identificación de principios universales de la innovación como los que se detallan en la figura”.